En el Día Mundial del Ambiente. El Lago de Maracaibo sin dolientes

El lago de Maracaibo, el más grande de América Latina, con una superficie de 13 mil 210 kilómetros cuadrados y que limita con todos los municipios del estado Zulia, hoy, en el Día Mundial del Ambiente: ¿tiene algún doliente?

En el pasado, caminar por sus orillas era un placer, no hay ni una playa acta como balneario, y sus aguas, en muchas zonas, luce putrefacta y llena de lemna, la maligna lenteja verde que cubre como una alfombra todo a la vista.

En Cabimas, caminar por el denominado Bulevar Costanero, en momentos, requiere de un esfuerzo por el olor putrefacto de las aguas del lago de Maracaibo, mientras que en Santa Rita o Los Puertos de Altagracia, manchas de petróleo recorren sus orillas.

Explotación petrolera: ¿PDVSA? No responde, no contesta

Los innumerables derrames ocurridos en el Lago de Maracaibo debido a desperfectos mecánicos ocasionados por fallas de mantenimiento de las instalaciones petroleras han traído como consecuencia que no se pueda utilizar el lago como fuente de abastecimiento de agua, la disminución de su fauna y flora y la disminución de su potencial como fuente de esparcimiento y recreación.

Pescadores, comunidades, organizaciones se quejan de manera constante, pero PDVSA no ejecuta acciones. En algunas áreas del lago se divisan manchas de petróleo, fugas de gas, tendidos eléctricos caídos, es toda una desidia.

El periodista Dámaso Jiménez expresó, en el año 2017, que «podría tratarse del más grande ecocidio cometido en el país en los últimos 10 años. PDVSA vierte irresponsablemente al lago de Maracaibo cerca de 250 barriles de crudo al día por la gran cantidad de tuberías averiadas, sin mantenimiento y correctivos, lo que genera la más grande fuga de petróleo en una década con pérdidas inauditables e irresponsables para la nación, pero también destruyendo la vida del principal recurso de agua dulce del futuro para este lado del mundo»

La Fundación Azul Ambientalista calcula que existen entre 12 mil y 14 mil kilómetros de tuberías petroleras bajo el lago de Maracaibo y al menos 5 mil pozos activos en sus riberas, la mayoría con filtraciones de cierta relevancia.

Mal desarrollo Urbano

El desarrollo no planificado de la Región Zuliana trajo consigo la explotación masiva del Lago de Maracaibo de forma irresponsable hasta el punto que en la actualidad gran parte de su extensión se encuentra plagada de Lemna.

Solo en la Costa Oriental, las plantas de tratamientos de aguas residuales más grandes, ubicadas en Cabimas y Ciudad Ojeda, constantemente están dañadas, colapsadas o con mal sistema de bombeo.

Eso infiere que, en muchos casos, las aguas se vierten crudas en el Lago de Maracaibo. La planta de Ciudad Ojeda, que fue inaugurada por el entonces Presidente Hugo Chávez, quizás nunca funcionó, pues su puesta en funcionamiento colapso toda la red de tuberías.

Otro gran detalle: el canal de navegación cada vez es más grande, barcos de gran calado requieren más dragado, pero, a su vez, entra más agua salada, afectando la fauna de agua dulce.

Deja un comentario