Cabimas. Complejo Deportivo y Cultural El Golfito: ejemplo de la desidia gubernamental

Desde el 2001 fueron paralizados los trabajos de construcción, hoy es una muestra del estado de abandono; convertido en un basurero público

Lo que se esperaba sería un espacio digno para el disfruto de las artes escénicas, plásticas, musicales y de las deportivas en el municipio Cabimas en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, hoy no es más que un vivo ejemplo de la desidia gubernamental.

Más de 18 años han transcurrido desde que fue colocado el último bloque y más nunca se ha visto a ningún ente del gobierno municipal, regional y nacional abocarse a su recuperación y culminación de tan importante obra. 

Sobre esta majestuosa obra de bloque y material armado de hierro, que se inició a construir en el último gobierno de Hernán Alemán, quien fuese alcalde de Cabimas por varios períodos, no quedan más que paredes totalmente destruidas y parte de su infraestructura metálica saqueada por los delincuentes,  quienes han aprovechada la soledad y la falta de interés de los gobiernos de turno por cristalizar el proyecto que quedó solo en papeles y con una obra aún sin culminar. Del presupuesto asignado para la misma no se sabe nada,  ni quien es el organismo encargado para finalizar la obra.

Un proyecto ambicioso convertido en basurero público

Para los vecinos de El Golfito; sector de Cabimas ubicado en la parroquia Ambrosio en plena avenida Andrés Bello, este lugar destinado para el esparcimiento deportivo y cultural, ante la gran cantidad de basura, animales muertos y  toda clase de desperdicios,  lo convierten en un basurero público y un lugar perfecto como guarida de delincuentes.

Los niños que vieron el inicio de la obra ya son hoy hombres y mujeres de la comunidad del El Golfito, muchos de ellos padres, que ahora esperan que el proyecto arquitectónico cultural y deportiva para lo cual fue concebido,  pueda ser culminada para el disfrute de la nueva generación  no solo de este sector de la zona norte de Cabimas, sino de todo el municipio, ya que la obra contemplaba una ambiciosa idea,  con sala para la danza, la pintura, escultura, el teatro,  disciplinas deportivas como fútbol de salón, pin pong, karate, entre otras,  así como un pequeño teatro;  pero  todo esto ha quedado en el olvido.  

De lo último que se supo de la obra,  fue que la misma había sido  asignada al Sistema Nacional de Orquestas Infantiles, sin embargo, pasan los días, los meses y los años y no sucede nada, todo lo contrario lo poco que se hizo se lo está llevando el viento y la misma destrucción y saqueos por moradores y delincuentes de la zona. 

Deja un comentario