Zulianos: Fallas en el suministro de bombonas de gas doméstico es el nuevo problema a enfrentar

La especulación con la reventa de la recarga deja por fuera cualquier posibilidad de adquirir una bombona donde los precios se ubican de acuerdo a  su peso, que va  desde 40 mil hasta los 100 mil bolívares, según denuncias de  los propios compradores.

Muchos se atreve a señalar que es algo bíblico, que es un castigo Divino, pero además del inclemente sol y las altas temperaturas que agobian  los zulianos    su larga lista de problemas se le suman las  “M” de las calamidades que  a diario lo castigan.

“Madrugar para ver si llega el agua”, “Madrugar para hace la cola de la gasolina” “Madrugar para buscar los alimentos” y sin dejar de mencionar “Madrugar para llegar temprano al trabajo”, “Madrugar para conseguir efectivo en los bancos” así como otros madrugonazos.

 A esta lista le sumamos un problema que tampoco se le ve solución, como es “Madrugar para cocinar” porque, ¡bombonas de gas tampoco hay!.

La producción nacional no logra suplir la demanda

Con la  caída de la producción petrolera de Pdvsa no solo se ha visto  afectado  el suministro de gasolina sino que también agrava el servicio de Gas Licuado de Petróleo (GLP). De acuerdo a las cifras suministradas por la OPEP, las exportaciones de crudo de Venezuela cerraron el mes de abril en 500.000 barriles diarios, lo que significa una caída de 1,2 millones de bd en los dos últimos años.

Ante esta realidad, a lo largo y ancho de muchas comunidades de la región zuliana tanto del  occidente  y de la Costa Oriental del Lago se puede observar cómo las familias esperan a las orillas de las carreteras a los camiones dispensadores de las bombonas, donde en algunos sectores tienen hasta más de mes y medio en espera de la recarga.

Entre la respuestas obtenidas por parte de los despachadores,  no es solo la caída de la producción petrolera la que está afectando el suministro de bombona  a ello se suma el grave estado de las unidades de transporte, la falta de caucho y baterías, lo cual agudiza aún más el problema.  

Por su parte, las amas de casa señalan que están cansadas de cocinar en leña y de comer pan y  con    la escasez llegan también los “hambreadores del pueblo” y los llamados  bachaqueros quienes venden el producto en dólares.

Para algunos conocedores de este tema, la situación se torna  crítica, “Algo complicada, cuando la producción nacional no logra suplir la demanda, hay problemas de infraestructura y caída de producción en Pdvsa”.

Recientemente, Pdvsa informó a través de una nota de prensa que por primera vez en la historia de la industria, entre los meses de enero y abril ejecutó operaciones de descarga y llenado de cisternas para Pdvsa Gas Comunal a través de maniobras directas desde el buque tanquero de GLP Laperouse, en el muelle de Bolipuerto (Bolivariana de Puerto).

“Esto constituye una maniobra de descarga y llenado de Gas Licuado de Petróleo (por cabotaje), proveniente del estado Anzoátegui, ejecutada por personal altamente capacitado y bajo estrictas normas de seguridad”.

Protestas y precio  en dólares

Las protestas por el deficiente suministro de gas no se han hecho esperar en el país. Entidades como Táchira, Trujillo, Mérida, Lara, Falcón y estados del Oriente del país, sus habitantes han salido a la calle a reclamar por las fallas registradas en el suministro de las bombonas y que al igual que el resto del país sienten los efectos de la crisis venezolana.

En lo que se refiere a la Costa Oriental del Lago, sus siete municipios no escapan de esta cruda realidad. Amas de casas, vendedores de comida rápida, comerciantes de restaurantes y todo aquel que requiera de una bombona de gas denuncian el cobro especulativo en dólares por el llenado de bombonas, situación irregular que ocurre en los llenaderos y en aquellas casas que sirven como distribuidores de este producto, donde el abuso y el atropello por parte de quienes tienen dicho producto se imponen sobre la necesidad de una familia o de un negocio.

En recorrido realizado por vario sectores del municipio Cabimas, que a pesar de tener una empresa municipal para la prestación del servicio de gas doméstico, el mismo presenta graves fallas: que a pesar de las denuncias de la ciudadanía, pasan los meses y no se da ningún tipo de solución, lo que ha obligado a las familias a regresar al pasado como es cocinar en leña, adquirir cilindros o bombonas de gas o las hornillas eléctricas que actualmente no es la solución más viable ante las fallas eléctricas en el Zulia.

Lo que sí se pudo evidenciar es como las casas que funcionan como distribuidoras para la venta de estas bombonas, las respuestas fue la misma, ¡Gas no hay y no se sabe hasta cuándo! Señalan que no hay una voz oficial que les informe a ellos lo que está ocurriendo. Los vendedores ya no quieren aceptar los cilindros con el pago por delatado porque no hay seguridad en la entrega de las mismas ante las irregularidades que se viene registrando con el despacho del gas de uso doméstico.

El precio justo por la compra de un cilindro de gas es otra falacia en estos municipios. Los afectados señalan que la  especulación con la reventa de la recarga deja por fuera cualquier posibilidad de adquirir una bombona donde los precios se ubican de acuerdo a  su peso, que va  desde 40 mil hasta los 100 mil bolívares, según denuncias de  los propios compradores.

Mientras esta situación se tiende agudizar para muchas amas de casas, no hay un pronunciamiento oficial por parte de la empresa Gas Comunal, Pdvsa  o cualquier organismo relacionado con este servicio tan indispensable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s